• Reglas Generales de Comercio Exterior para 2015

Reglas Generales de Comercio Exterior para 2015

El pasado 7 de abril fueron publicadas en el Diario Oficial de la Federación, las Reglas Generales de Comercio Exterior (RGCE 2015), mismas que entraron en vigor el 8 de abril de 2015.

Derivado de la publicación de las RGCE 2015, quedan abrogadas las Reglas de Carácter General en Materia de Comercio Exterior para 2014, publicadas el día 29 de agosto de 2014; ya que la autoridad modificó el nombre de dichas reglas.

El presente documento tiene por objeto informar en términos generales los aspectos más relevantes de las RGCE 2015, por lo que no incluye un análisis profundo de las mismas y en cada caso se deberán revisar sus efectos específicos y sus consecuencias.

Presentación de documentos en importaciones

En la importación de mercancías las compañías están obligadas a transmitir electrónicamente los datos señalados en la documentación relativa al valor comercial de ésta, esto es, lugar y fecha de expedición, nombre y domicilio del destinatario, vendedor y comprador de la mercancía, descripción detallada de la mercancía, unidad de medida comercial, cantidad de unidades, valor unitario, valor total, número de factura y datos fiscales del emisor.

A través de las RGCE 2015, se adiciona como obligación para las compañías que importen mercancías ubicadas en el Apartado A del Anexo 10 de las RGCE para 2015, tales como productos químicos, radiactivos, nucleares, armas, explosivos, cigarros, calzado y textiles, el acompañar a la transmisión electrónica con la factura comercial, con la finalidad de proceder con el despacho de importación.

Organismos públicos descentralizados, de sus organismos subsidiarios o empresas filiales

Con motivo de la reforma energética, y con la apertura al sector privado para la inversión en este rubro, las RGCE 2015 eliminan los apartados que hacían mención a los organismos públicos descentralizados, de sus organismos subsidiarios o empresas filiales dedicados a la importación o exportación de petróleo crudo, productos petrolíferos, petroquímicos y sus especialidades, gas, y sus derivados.

Certificación en materia de IVA e IEPS

Requisitos

Anteriormente se establecía como requisito para obtener la certificación en materia de impuesto al valor agregado (IVA) e impuesto especial sobre producción y servicios (IEPS), en las modalidades AA y AAA, el que a la compañía solicitante no se le haya emitido resolución de improcedencia de las devoluciones de IVA solicitadas en los últimos 12 meses, cuyo monto represente más del 20% del total de las devoluciones autorizadas en el mismo periodo, siempre que el monto negado resultante de la aplicación de dicho porcentaje no supere cinco millones de pesos en su conjunto.

Ahora bien, con la publicación de las RGCE 2015, ese requisito también deberá ser cumplido por las compañías que soliciten la certificación mencionada anteriormente en la modalidad A.

Adicionalmente, las compañías que soliciten la certificación en materia de IVA e IEPS en las modalidades A, AA y AAA, deberán exhibir el acuse que acredite que la persona solicitante cuenta con el correo electrónico actualizado en el buzón tributario.

Beneficios

Inicialmente se otorgaba como beneficio para las compañías certificadas en materia de IVA e IEPS, en las modalidades AA y AAA, que incurrieran en alguna de las causales de suspensión del Padrón de Importadores, Padrón de Importadores de Sectores Específicos y Padrón de Exportadores Sectorial, el no proceder con la suspensión inmediata, por lo que se debía seguir con el procedimiento respectivo para subsanar la causal de suspensión detectada.

Con la publicación de las RGCE 2015, este beneficio también queda contemplado para las compañías que hayan obtenido la certificación antes mencionada, en la modalidad A.

Declaraciones complementarias

Existen procedimientos posteriores al despacho de mercancías, en los cuales los contribuyentes pueden presentar algún tipo de declaración complementaria.

En este sentido, se adiciona la opción de solicitar la adopción de un acuerdo conclusivo en caso de que al contribuyente se le haya iniciado un Procedimiento Administrativo en Materia Aduanera (PAMA) y no esté de acuerdo con los hechos u omisiones asentados en el acta de inicio del procedimiento.

Asimismo, se precisa que la disminución de sanciones establecidas por la Ley Aduanera, no serán acumulables entre sí.