La industria de la salud en México y el mundo

La industria de la salud en México y el mundo

La industria de la salud en México y el mundo: retos y tendencias actuales y futuras.

Ninguna industria se encuentra tan fuera de lugar con respecto a las condiciones macroeconómicas mundiales que el sector salud. Más allá de miedo por una fase de estancamiento, crecimiento insuficiente o una recesión en el sector, los expertos y grandes participantes en la industria temen por un crecimiento excesivo de costos y gastos, un aumento en los precios y capacidad insuficiente. Una baja tendencia de crecimiento económico, una sociedad cada vez mayor y distintas crisis latentes en países emergentes son los principales factores que han impulsado un crecimiento en la estructura de costos en la industria.

El sector salud, tanto a nivel país como a nivel mundial, no es inmune del todo a los cambios en los ciclos económicos, pero una mayor demanda por una mejor calidad de vida en economías emergentes, así como una población envejecida en economías desarrolladas asegura que la industria crezca a un ritmo más acelerado que el de la economía en general. Basado en estimaciones actuales del PIB, el gasto en el sector salud crecerá a razón de 6% anual durante la siguiente década. Con un crecimiento tan acelerado, el sector salud es una industria con grandes colocaciones de inversión a nivel mundial.

Pero un incremento anual en los gastos del sector no necesariamente representa un incremento en las ganancias de los participantes de la industria y los proveedores de productos médicos. Un alza en los costos, en conjunto con una regulación mucho más rigurosa para los fabricantes de medicamentos y distribuidores, son factores clave que impulsarán la innovación en tecnología y nuevos modelos de negocio con potencial suficiente para provocar cambios significativos en la industria. Las oportunidades de incursión en el mercado de la salud a nivel mundial se están incrementando cada vez más, ya que nuevos participantes buscan atender a aquellos sectores que no cuentan con acceso médico universal, ya sea por un ingreso limitado o por no contar con los servicios en su localidad.

Aplicaciones y plataformas tecnológicas en línea han comenzado a llamar la atención de los grandes fondos de capital privado, pues prometen un crecimiento dinámico junto con un impacto social que beneficie a la población. En México, diversas instituciones gubernamentales junto con algunas asociaciones público-privadas han brindado mayor facilidad de inversión a proyectos y programas que brinden un beneficio a la población en cuestiones de salud y accesibilidad a servicios médicos de calidad a un bajo costo, que terminan por incrementar la calidad de vida de la población. 

Un tema importante y que concierne a los emprendedores y al sistema público de salud son las compañías de seguros que brindan programas de cobertura a cierto sector específico de la población. La siguiente tabla muestra la distribución de mercado del financiamiento de los servicios de salud de la población en algunas economías:

Región o país

Gasto propio

Gasto público

Seguro Médico

Economías emergentes

35.80%

52.50%

11.50%

Asia (Sin Japón)

34.50%

54.90%

10.40%

China

33.80%

55.80%

10.30%

América Latina

32.10%

52.60%

15.10%

India

58.20%

32.20%

9.50%

Economías avanzadas

14.70%

61.10%

24.10%

E.U.A.

11.80%

47.10%

41.10%

Europa

14.10%

76.10%

9.70%

 

La inversión en infraestructura médica estará orientada al desarrollo de nuevos sistemas de financiamiento para lograr un incremento en el acceso a seguros médicos y salud pública de la población en general.

Enfermedades crónicas como el cáncer, cardiovasculares, y Alzheimer involucran por lo general, gastos y costos que muy pocas personas pueden financiar con recursos propios.

Para asegurar que la creciente población de clase media pueda obtener acceso a sistemas de salud de calidad, las economías emergentes tendrán que realizar grandes inversiones que involucren coberturas públicas y privadas. En 2015, el gasto con recursos propios en las economías avanzadas promedio 14.1% del total del gasto en salud, comparado con el 36% de las economías emergentes en promedio. Un problema por el gasto público en el sector salud prevé que este porcentaje se modifique poco durante los siguientes años.

Las tendencias en salud mundial, varían dependiendo de cada región y de cada economía. Para el caso específico de nuestro país, el informe de “Estudios de la OCDE sobre los sistemas de salud: México 2016 (OECD Review of Health Systems: Mexico 2016) muestra que el porcentaje de la población expuesta a gastos de salud no asequibles o con alto impacto sobre el ingreso familiar ha disminuido de 3.3% a 0.8% en la última década.

Indicadores clave sobre la mortalidad infantil y fallecimientos por ataques cardiacos, así como los niveles de satisfacción de los pacientes han mejorado gracias a un mayor acceso a servicios de atención médica. Asimismo, iniciativas sin precedente para mantener a los mexicanos sanos, como los impuestos a las bebidas azucaradas y los alimentos con alta densidad calórica, un etiquetado más detallado sobre el contenido nutricional de los alimentos y una mejor regulación de la publicidad alimenticia dirigida a menores de edad son políticas bien diseñadas e innovadoras a nivel internacional.

Aún con estas medidas que se han implementado en nuestro país, la tasa de obesidad en la población adulta incremento de 62% en el 2000, a 71% en el 2012. Aunado a esta cifra, más del 15% de los adultos tienen diabetes, lo que representa más del doble de la cifra promedio reportada por la OCDE que es de 6.9%. De acuerdo a este mismo estudio, un problema fundamental radica en que la atención médica se presta por medio de diversos institutos de seguridad social desconectados entre sí. 

Oportunidades para el capital privado

Para los próximos años, la inversión destinada en economías emergentes en conjunto con una mayor sensibilidad al incremento en costos en economías con una población mayor deberían de propiciar un mayor ambiente de oportunidades para los fondos de capital privado. Para las economías emergentes que se encuentran en medio de una transición de sus sistemas actuales de salud necesitaran implementar infraestructura médica y acceso a los servicios necesarios para tratar enfermedades crónicas y requerirán de capital y experiencia extranjera para aprovechar al máximo estas oportunidades.

Algunas estrategias que involucren fusiones y adquisiciones (M&A) podrían permitir que nuevas estructuras organizacionales de los participantes de la industria puedan acceder a través de beneficios como economías de escala y una mayor participación de mercado que permita integrar elementos necesarios para desarrollar un crecimiento orgánico en el futuro.

Nuevas oportunidades de negocio con modelos y estructuras innovadoras buscarán atraer capital semilla y en distintas rondas de financiamiento que permitan establecer mayor presencia en el mercado local, y gracias al uso de la tecnología, en un mercado internacional. Las estrategias pasivas de inversión deben buscar un cambio que les permita reflejar los cambios en la industria y en las condiciones generales de mercado hacia la búsqueda y colocación estratégica de capital ante las nuevas oportunidades de negocio que las economías emergentes están desarrollando y que prometen un crecimiento sostenible.