Artículo TI

Empresas tech: deseo de nubes

Por STEVEN PERKINS, líder mundial en tecnología de Grant Thornton

La industria de la tecnología es sinónimo de innovación, impulsada por las inversiones y un enfoque continuo en la investigación y el desarrollo (I+D). Por su propia naturaleza, está a la vanguardia del cambio. Aquellas empresas que no logran mantenerse al día con los cambios tecnológicos y estar al día con las exigencias de los consumidores se quedan atrás.

El panorama empresarial está plagado de los cadáveres de las empresas que no eran tan ágiles como tenían que ser. Solamente hay que mirar a los antiguos líderes de la categoría, Blackberry y Nokia, alguna vez los más poderosos productores de teléfonos móviles para negocios y usuarios personales.

Las transformaciones en curso en las esferas social, móvil y cloud, además del Internet de las Cosas, amenazan a otros líderes de la categoría actual si no innovan.

Hace dos años, la electrónica de bajo costo tradicional y los puntos base de fabricación de componentes, tales como Japón, Corea y Taiwán, sentían la presión. Esto venía, no sólo de los rivales emergentes en China, que a menudo recibían un respaldo enorme del Gobierno, sino también el surgimiento de la computación en la nube, un fenómeno que ha hecho que la economía mundial sea mucho menos dependiente del hardware.

Los efectos de este impulso en la industria de la tecnología debe añadir un nuevo impulso a la recuperación mundial. El progreso tecnológico tiene el potencial de aumentar la productividad. No sólo eleva las perspectivas de crecimiento, sino que también ayuda a desarrollar soluciones innovadoras a los acuciantes desafíos como el cambio climático y la escasez de recursos. La buena noticia para la economía global es que las empresas de tecnología están un paso adelante para el desafío.