Artículo

La Rueda de la Resiliencia para su negocio

La Rueda de la Resiliencia

Frente al impacto creciente del COVID-19 en todo el mundo, todas las industrias enfrentarán una disrupción significativa en las cadenas de abastecimiento, fuerza laboral y flujo de caja. La respuesta adecuada dependerá de las circunstancias especificas que cada empresa enfrente. Sin embargo, ante situaciones significativas de crisis y estrés, nuestra recomendación es enfocar todas las actividades en la administración del efectivo. 

Nuestra Rueda de la Resiliencia delinea cinco consideraciones clave para las empresas, con la administración del efectivo en el centro.

Tome medidas para retener efectivo en la empresa

Esto puede incluir acciones para:

  • extender el plazo de pago a acreedores
  • negociar aplazamientos de pagos con arrendadores y bancos cuando sea posible
  • traspasar efectivo inactivo en otras áreas a la cuenta de capital de trabajo, o recurrir a la disponibilidad en las cuentas bancarias
  • negociar con los clientes el pago anticipado, ofreciendo descuentos u otros beneficios
  • explorar concesiones fiscales disponibles
  • investigar préstamos y otros apoyos gubernamentales disponibles.

La proyección del efectivo a corto y mediano plazo es esencial
Ahora más que nunca es importante tener una robusta proyección de efectivo. La expectativa mínima para la mayoría de las empresas debería ser una proyección diaria (o incluso semanal) de 12-14 semanas y luego mensual a partir de ahí hasta finales de 2020. El estado de Pérdidas y ganancias y el flujo de caja deberán ser integrados y los balances de caja reconciliados.   

Las partes interesadas que estén analizando proporcionar asistencia financiera no podrán apoyar a todas las empresas al mismo nivel. Tener un plan sólido respaldado por una robusta previsión financiera dará confianza y claridad, maximizando la oportunidad para las empresas de acceder al financiamiento necesario.

Vea aquí [ 761 kb ] nuestro documento completo

Ver
Documento PDF